A tres días de haberse llevado la consulta popular, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que aunque haya quienes se quieran burlan, como los expresidentes, en el gobierno ya no hay robadera ni privilegios.

El mandatario federal enfatizó que un logro de su proyecto de gobierno es que se combate frontalmente a la corrupción y que gracias a ello hay recursos para darlos a los más necesitados.

“Se está avanzando bastante y lo más destacado, lo que debemos de tener presente es que ya no se permite la corrupción, ese es un triunfo del pueblo, de todos, entonces, independientemente de si se ríen los expresidentes o quien se quiera reír, aquí lo importante es que ya se acabó la robadera.

“Y que lo que se rescata, lo que se ahorra se le destina al pueblo, eso es el fruto de esta lucha, que no es en vano, eso es lo más importante”, señaló el tabasqueño.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo federal explicó que el único interés en la realización de la consulta popular para llevar a juicio a los políticos del pasado es crear la cultura de la no repetición, que tiene una implicación más allá de lo jurídico.

“La consulta tiene un valor que va más allá de lo jurídico. La justicia, siempre lo he dicho, no sólo es castigar, la justicia es también prevenir, que no haya repetición.

“Porque es lo peor que se tenía en México es que robaban y ni siquiera perdían su respetabilidad, cometían atrocidades y no perdían su respetabilidad, eran intocables”, sostuvo.

El pasado domingo, salieron a las urnas poco más de 6 millones de mexicanos quienes mayoritariamente optaron por el Sí a que se lleven a cabo investigaciones contra aquellos políticos, como los expresidentes, que hayan cometido delitos durante sus administraciones.