• lun. Ago 8th, 2022

María Elena Ríos: “Es demasiado cinismo decir que Luz Raquel se quemó sola, que Debanhi se ahogó sola, no somos tontas”

Ago 6, 2022 ,

Rendirse es la palabra y acción que María Elena Ríos no conoce y con cada acto, desde que fue quemada con ácido el 9 de septiembre de 2019 por un sujeto, por órdenes de su expareja, el entonces diputado Juan Vera Carrizal, del PRI, la joven sigue demostrando que la lucha es constante, pesada, pero si se tiene un objetivo firme se puede romper cualquier techo de cristal o demostrar la corrupción de cualquier juez.

En entrevista para el Heraldo Digital, María Elena Ríos asegura que gracias a que su caso fue mediático, las autoridades voltearon y sirvió para que soltaran un poco de ayuda, pero lamenta que en otros casos de mujeres quemadas con algún material corrosivo no se sepa nada, que estén en el olvido, y que este tipo de violencia comience a desfilar como algo cotidiana en la vida de las personas.

Tan solo en el primer semestre del 2022, la Secretaría de Salud federal tiene registrados 47 casos de mujeres quemadas de manera intencional, cifra difícil de retomar o verificar por no existir un conteo oficial. En muchos de estos eventos ni siquiera son registrados como intentos de feminicidios por las autoridades.

Malena, como la llaman en su familia, cuenta que en el Estado de México existen casos donde los hombres arrojan a las mujeres a cables con corriente eléctrica y resultan con quemaduras severas, y aún no son catalogados como intentos de feminicidios y pasan desapercibidos por los medios de información.

“Son casos como Debanhi, recientemente de Luz Raquel, el reciente fallecimiento de Margarita, duele mucho y solamente muestra la representación de los pocos casos que se hicieron mediáticos, como el mío”, sentencia María Elena Ríos.

Durante la entrevista telefónica con María Elena, pudimos ser parte de su día a día, mientras respondía nuestras preguntas vía telefónica, ella caminaba por la calle, conviviendo con comerciantes y haciendo sus compras, como un día normal. Pero nos platicó que es “complejo”, es la palabra que usa Malena para describir su situación actual, a casi dos años de que le arrojaron ácido en el rostro y parte del cuerpo.

“En el caso de las quemaduras, pues la verdad es que son muy complejos, porque primero te incapacita, yo actualmente sigo desempleada, me cuesta trabajo, reinsertarse en la sociedad, por eso no me atrevo a quitarme el cubrebocas, por el qué dirán, por las críticas, por las burlas, que de algún modo estoy trabajando en otro proceso, que son procesos psicológicos, psiquiátricos, también son procesos familiares”, confesó la joven.

El objetivo de María Elena Ríos es certero. Ella quiere lograr que se estructure una Ley federal que castigue ejemplarmente este tipo de violencia y que exista una reparación de los daños para las víctimas.

“Si yo logro que sentencien a mis agresores, no solamente va a cambiar mi realidad, si no va a cambiar la realidad y la fe de muchas mujeres”.

Y poco a poco, Malena está haciendo que la Ley se modifique a favor de las víctimas, en Oaxaca, por su lucha, se logró tipificar los ataques con ácido con penas de 20 a 30 años de prisión, además de una multa de doscientas a quinientas veces el valor diario de la unidad de medida y actualización, para toda persona que lesione el cuerpo de una mujer por razón de género, con cualquier tipo de sustancia corrosiva química.

“Es demasiado. Es demasiado cinismo decir que Luz Raquel se quemó sola, que Debanhi se ahogó sola. La verdad por eso hago un llamado al Estado federal, pero sobre todo prestar mucha atención a las Fiscalías que nos representan, que hagan su trabajo, hay presupuesto, se tienen que capacitar. No somos tontas”, sentenció María Elena Ríos.

Con información de El Heraldo de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.