• sáb. Jun 25th, 2022

Un papá asesinó a su hijo de 4 años y luego se suicidó; su mamá ahora impulsa una ley para proteger a los niños

Jun 21, 2022

Una destrozada mamá de Florida decidió revelar el conmovedor último video de su hijo de cuatro años, horas antes de que fuera asesinado a tiros por su propio padre, quien se suicidó después de cometer el atroz crimen hace exactamente un año.

La grabación fue tomada el 20 de mayo de 2021 por la cámara de la entrada principal de la casa cuando iba a dejarlo a la escuela. En ella se aprecia como el pequeño Greyson Kessler sale corriendo y avienta la puerta, por lo que su mamá le grita que casi la golpea en la cara. Luego ambos caminan hacia a la calle y el niño le dice “una mariposa”.

Ese sería el último día que Ali Kessler vería con vida a su hijo, pues esa noche el papá del niño fue a recogerlo. Unos días antes ella había pedido una orden de restricción contra John Stacey, pues había estado acosándola y enviándole mensajes amenazadores al celular luego de que se enterara que ella estaba saliendo con alguien más.

Ese mismo 20 de mayo las autoridades le negaron la petición, por lo que ella insistió ante la corte para que se la dieran, aunque no quisieron nuevamente pese a que les mostró los mensajes. En la noche su papá fue a recogerlo y ella no pudo hacer nada para evitarlo. Sin embargo, al día siguiente supo que el niño no había ido a la escuela y temió lo peor: que John se lo hubiera llevado a otro estado, por lo que fue a buscarlo a su casa.

Un policía la acompañó a la casa de John pero no hubo respuesta, aunque ella pidió que abriera la puerta, él le dijo que no podía hacerlo ya que el niño estaba con uno de sus padres. Ali buscó frenéticamente a su hijo todo el día y llamó a la policía unas seis veces, pero no fue sino hasta las 11 de la noche que decidió llamar contactar a los dueños del condominio para explicarles lo que pasaba.

El 21 de mayo, cerca de las 5 de la mañana, alguien tocó a la puerta de Ali y fue cuando le dijeron que adentro de la casa de John habían encontrado a los dos muertos por herida de bala. Las autoridades determinaron que se trataba de un asesinato-suicidio, pues el hombre de 47 años primero mató a tiros al niño y después se había disparado. Todo ocurrió minutos después de que Stacey recogiera al niño en casa de su mamá la noche anterior.

Ali quedó destrozada y reconoció que aunque había conductas de alerta en el papá de su hijo, nunca imaginó que éste fuera capaz de quitarle la vida. La mujer de 41 años explicó que John estuvo atormentándola durante años, pues nunca fueron una pareja como tal, sino que se había conocido en una app de citas en Nueva York hace seis años, salieron algunas veces y luego él decidió alejarse cuando supo que estaba embarazada.

Entonces ella, a punto de ser mamá se mudó a Florida, pero luego se enteró que Stacey se había ido a vivir al mismo estado y reclamó la mitad de la custodia de Greyson cuando éste tenía seis meses. Las autoridades se la otorgaron pero el sujeto perdió la cabeza cuando supo que la mamá de su hijo estaba saliendo con otro hombre, empezó a amenazarla e incluso le colocó un rastreador a su automóvil.

"Durante el embarazo me envió mensajes de texto horribles diciendo que era una persona horrible y que esa no era forma de criar a un niño. Me decía lo horrible que era. Me acosaba, me enviaba 60 mensajes a la vez y no había nada que pudiera hacer. El patrón no era normal. Me estaba haciendo la vida imposible. Trataba de ignorarlo a menos que se tratara directamente de Greyson", explicó Ali. 

Los mensajes no pararon e incluso subieron de tono cuando John supo que la mamá del niño había promovido una orden de restricción en su contra. El mismo día que se la negaron, volvió a decirle cosas horribles.

El día del funeral de Greyson, Ali soltó mariposas al aire, por que era su insecto favorito. También creó una fundación llamada Greyson’s Choice, en la cual apoya a personas que son víctimas de violencia doméstica, además de que está impulsando la Ley Greyson, la cual busca proteger a niños que pueden estar en potencial peligro de ser dañado por uno de sus padres.

"Le encantaban las mariposas. Era el niño más feliz. Era el mejor amigo de todos. Era tan divertido que me hizo llorar. No tenía miedo. Le encantaba cantar y bailar. Era el mejor y era tan inteligente que la maestra dijo que estaba dos años por delante de todos los demás niños. Ha sido una pesadilla (...) No quiero que su muerte sea en vano. No solo perdí a mi hijo, también perdí mi vida. Ya no soy madre. Mi mundo las 24 horas del día, los siete días de la semana, todo giraba en torno a Greyson", dijo Ali. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.