• mar. Jun 28th, 2022

Alejandro Murat desestima observaciones de la ASF por mil 964 mdp a los servicios de salud en Oaxaca

Mientras que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó un presunto daño a la Hacienda Pública federal de mil 964 millones 909 mil 548 pesos en los Servicios de Salud, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa calificó de “incorrectas” las observaciones que le hizo el órgano de fiscalización en el ejercicio 2020.

De acuerdo con la auditoria 2020-A-20000-19-1090-2021 1090-DS-GF existen irregularidades en los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) aplicados en Oaxaca en 2020 por un total de mil 964 millones 909 mil 548 pesos, por pagos a personal con recursos destinados a gastos generales, falta de documentación comprobatoria de erogaciones y pagos a trabajadores que no laboraban en las unidades médicas.

En el informe de ASF se hace mención que el objetivo fue fiscalizar la gestión financiera de los recursos federales ministrados al gobierno de Oaxaca a fin de verificar que se hayan destinado a los fines establecidos en la Ley de Coordinación Fiscal y demás disposiciones jurídicas aplicables.

Los recursos federales transferidos durante el ejercicio fiscal 2020 por concepto del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud fueron por 4 mil 836 millones 118 mil 04 pesos, de los cuales faltan por aclarar mil 964 millones 909 mil 548 pesos.

Además de 264 millones 888 mil pesos por no proporcionar las pólizas contables y presupuestales, comprobación y justificación del gasto de las erogaciones realizadas en los capítulos 2000 y 3000.

De la misma forma, se le hizo la observación por 118 millones 742.6 miles de pesos por no proporcionar documentación comprobatoria de 346 trabajadores a partir de la quincena número 13 y hasta la quincena 24, para comprobar pagos de nómina con recursos de FASSA 2020 y U013-V1, lo que ha sido considerada la nómina secreta.

La ASF resolvió que el gobierno de Oaxaca no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría.

En respuesta, Murat Hinojosa calificó de “incorrecta” la clasificación contable que realizó ASF al estado de Oaxaca porque sus observaciones son de carácter plenamente administrativo y no presentan daño patrimonial a la Hacienda Pública Federal.

Reconoció que desde el ejercicio 2018 al 2020, la ASF ha realizado observaciones en las auditorías al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud y al cumplimiento de las disposiciones establecidas en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas (LDF) a los Servicios de Salud de Oaxaca, relacionadas con la incorrecta clasificación en el capítulo 3000 “Servicios Generales”, en la partida específica 326 “Servicios para programas adicionales”, del gasto ejercido en el pago de nómina de personal regularizado y formalizado, mismo que corresponde al capítulo 1000 “Servicios Personales”.

Explicó que no hay daño patrimonial al haber comprobado en el transcurso de las auditorías que los recursos se utilizaron para el pago de personal formalizado y regularizado, acreditando que el ejercicio de los recursos fue destinado al objeto para el que se autorizaron.

Esta problemática deriva de la complejidad de la estructura contable, la poca claridad en la conformación de las nóminas y la ambigüedad en lo descrito en el Convenio Federal de Recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, celebrado en 2008 para dar cobertura a las modalidades de contratación formalizados y regularizados.

Justificó que a lo largo del tiempo y por las necesidades propias del sector salud surgieron nuevas modalidades de contratación como la de “eventuales”, pasando la plantilla de personal del sector salud de 7 mil 478 personas en 2004 a 17 mil 925 para inicios del 2016.

Es por ello que, aunque a partir de 2016 se ha logrado disminuir la plantilla de personal del sector en un 11.8%, en el ejercicio 2021 el adeudo histórico de Servicios Personales ascendía a 13 mil 812 millones de pesos (mdp) por obligaciones patronales no pagadas. Ese mismo año, el déficit presupuestal para cubrir de manera correcta el pago de la nómina corriente era de mil 608 mdp generados por 5 mil 118 plazas sin cobertura presupuestal, al tiempo que se estaba atendiendo una crisis sin precedentes derivada de la pandemia.

Asimismo, a partir de septiembre de 2021, no se recontrataron 2 mil 300 plazas eventuales no presupuestadas, generando un ahorro financiero de 150 mdp al cierre del ejercicio, y un ahorro anual de 426 mdp.

También se implementó un proceso de reingeniería de servicios personales a fin de optimizar y ordenar el recurso humano autorizado y en el 2021 se gestionó ante la Federación un apoyo de 500 mdp para el pago de logros y estímulos al trabajador.

Y a la fecha se han regularizado los adeudos con el ISSSTE, a través de un convenio a 15 años por 2 mil 400 mdp, y el pago en especie con la entrega del Hospital del Niño y la Mujer por 660 mdp. Así como el pago de mil 441 mdp al SAT para disminuir pasivos durante 2021 y, en el 2022, se liquidará un total de hasta 3 mil 400 mdp.

Presumió que es así que este año se logró estabilizar la crisis financiera y tener los recursos necesarios para el pago correcto de la nómina corriente, lo cual se realizará como indica la normativa vigente y con una correcta clasificación contable y presupuestal del gasto.

Con información de Proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.