• mar. May 24th, 2022

Restaurante en Irán ofrece comida ‘dentro de la cárcel’ y dona ganancias para ayudar a los reos

Feb 10, 2022

Comer en prisión, con todo y uniforme de reo, ya es posible en el restaurante ‘Celda 16’, ubicado en Teherán, Irán. Aquí, sus comensales disfrutan sus platillos ‘dentro de la cárcel’ y, además, parte de las ganancias se donan para ayudar a los prisioneros.

Este restaurante se ha vuelto viral en redes sociales y muy concurrido en la Ciudad, pues su temática consta en recrear una celda clásica de las prisiones de ese país y hacer creer a sus comensales que están en la cárcel.

Esta llamativa idea ha tenido mucho éxito, pero detrás de ella existe una historia en donde los fundadores de ‘Celda 16’ en realidad si estuvieron presos en Irán debido a las deudas que tenían.

Con tan solo 30 y 31 años de edad, Arman Alizadeh y Benyamin Nakhat fueron encarcelados por haber adquirido deudas impagables en ese momento. Fue ahí donde se conocieron y se hicieron amigos.

Mientras Arman fue arrestado por tener una gran deuda que no podía pagar, Benyamin enfrentó cargos luego de que su negocio de hierro quebrara y se quedara sin capital para solventar sus pagos.

Pero, luego de dos años, sin deudas y una vez recuperada su libertad los amigos decidieron abrir este restaurante imitando su experiencia dentro de la cárcel iraní.

Desde el nombre, Celda 16 y hasta la decoración que reproduce la celda en la que estuvieron los jóvenes con barrotes y en espacios de tamaño similar. Los emprendedores han gozado del éxito de su establecimiento ubicado al este de la capital.

En Irán, se castiga con prisión a quienes no paguen sus préstamos, emitan cheques sin fondo o cuenten con deudas que no pueden saldar, donde permanecen hasta que la suma total sea pagada.

Dada esta legislación, hay cerca de 11 mil iraníes en prisión por alguno de los anteriores motivos. Es por eso que, el restaurante Celda 16 destina una parte de sus ganancias para ayudar a la población encarcelada por deudas a conseguir su libertad.

“Queremos ayudar a los presos recolectando fondos. Ayudamos a los detenidos endeudados lanzando a veces campañas para solicitar ayuda de donantes o clientes”, afirmó para los medios internacionales, Alizadeh.

El éxito de Celda 16 se ha expandido hasta abrir dos restaurantes más, ubicados en Teherán e Isfahán. Los cuales representan más apoyo económico para los prisioneros por deudas en las cárceles iraníes.

Con siete ‘celdas’ en las que pueden comer cerca de siete comensales en cada una, este restaurante en Irán se ha robado la atención de los usuarios en redes sociales y turistas, quienes asisten para vivir esta experiencia