A casi siete años de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que todavía no se sabe a ciencia cierta dónde están los estudiantes.

En la conmemoración de los 200 Años de la Promulgación del Plan de Iguala y Día de la Bandera, explicó que pase a que hay 82 detenidos y cayó la “verdad histórica” sigue un pacto de silencio, pero aún así no se claudicará hasta saber el paradero de los normalistas.

“El caso de Ayotzinapa es una espina que seguimos clavada en el alma”, dijo el mandatario, quien estuvo acompañado del presidente de Argentina, Alberto Fernández.

Hizo un llamando a todo el pueblo a participar y a informar sepan de estos lamentables hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Vengo a Iguala, añadió el mandatario, a refrendar mi compromiso de seguir buscando a los estudiantes de Ayotzinapa.

Por Francisco Nieto y Paris Salazar