El Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE presenta una sobresaturación de pacientes con COVID-19, por lo que se han visto en la necesidad de improvisar los pasillos del nosocomio como espacios de espera para los enfermos, mientras que otros lo hacen desde sus automóviles en la calle.

De acuerdo con el personal de este nosocomio, en estos momentos las camas se encuentran saturadas, al igual que los tanques de oxígeno, derivado a los pacientes intubados, por lo que los nuevos enfermos se han tenido que colocar en los pasillos en espera de una cama.

Incluso, en una fotografía filtrada, se observa a varios enfermos estar en la sala de espera, acostados con tanques de oxígeno en espera de poder ocupar una cama.

Otros pacientes, ante la falta de espacios, han tenido que esperar dentro de sus vehículos un lugar para pasar y ser atendidos.

Hasta este miércoles, los Servicios de Salud de Oaxaca reportaba 18 hospitales saturados en el estado de Oaxaca, entre ellos se encontraban el Hospital Regional de Alta Especialidad, así como el Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE.

Actualmente, de las 679 camas que tienen para atender pacientes en Oaxaca, están ocupadas 421, mientras que sólo 258 se encuentran disponibles.

Por ello, los Servicios de Salud de Oaxaca reiteró el llamado a la población a seguir las medidas de sanidad correspondientes y quedarse en casa.