Un joven estaba tirado en la calle en Tuxtepec, Oaxaca; los vecinos lo daban por muerta que hasta veladoras le pusieron alrededor.

Sin embargo, cuando los cuerpos de emergencia del municipio fueron a revisar el supuesto cadáver se percataron que no estaba muerto, sino que estaba en estado de ebriedad, el joven estaba profundamente dormido.

Por Adair MP