El secretario de Economía del gobierno de Oaxaca, Juan Pablo Guzmán Cobián, señaló que para disminuir el número de contagios de COVID-19 a partir de este miércoles empresas y comercios de la capital del estado comenzarán a realizar cierres escalonados, recorte de horarios y aforo para reducir la movilidad ciudadana sin sacrificar las actividades económicas.

El funcionario estatal destacó que además de las cámaras empresariales representadas en Oaxaca también se sumarán organizaciones comerciales del Centro Histórico y comerciantes de la central de abasto. El objetivo es que esta acción se mantenga a lo largo de todo enero, esperando que ello ayude en el control de la pandemia.
A la par -añadió- otras áreas de gobierno emprenderán acciones de sanitización en calles para evitar que más personas enfermen del nuevo coronavirus.

“Están en la dinámica de participar y aportar su granito de arena para buscar la reducción de contagios en lugares de alta concentración”, dijo y señaló que, en lo correspondiente a la integración del comercio informal a los cierres, es una tarea que le corresponde al gobierno municipal cabildear.

Las acciones fueron planteadas por los organismos empresariales y comerciales en una videoreunión con la Secretaría de Economía y la Secretaría de Turismo ante la posibilidad del establecimiento del semáforo rojo por el disparo de contagios. “Juntos hicimos reflexiones sobre este momento que estamos viviendo que es un alza en los contagios de COVID-19 y que seguramente son atribuibles a las fiestas de Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes”, dijo.
Analizan días de cierre

Guzmán Cobián destacó que las cámaras están en el análisis de los días de cierre, pero de manera individual hay quienes desde este miércoles aplicarán los ajustes: “Todos ya están haciendo su estrategia y en próximos días veremos que algunos días estarán cerrados los negocios o cerrarán más temprano para que la ciudadanía tome conciencia de que se debe estar en casa”.

Durante la reunión con el sector empresarial y comercial, la Secretaría de Salud de Oaxaca planteó el panorama que se advierte en cuanto a los contagios, pues se prevé que los picos más altos comiencen a notarse en los siguientes días. Esto llevó a que se buscaran estrategias que al mismo tiempo no impactaran en el sector productivo de manera grave, como lo haría un cierre total.

“No sólo es evitar llegar a un semáforo rojo, es evitar que aumenten los contagios: esa es la prioridad número uno. Esto nos ayudará a salvar vidas y a reducir la posibilidad de contagios que tengan que requerir asistencia médica. Si hacemos esto, salvaremos vidas y preservar la salud”, destacó.

Por Adair MP