Los gobiernos de Oaxaca, Jalisco y Guerrero no retomarán actividades económicas, sociales y educativas en sus municipios de la esperanza pese a la autorización de las autoridades federales de salud para regresar a la “nueva normalidad”.

En el caso de Oaxaca, el gobernador Alejandro Murat, señaló que los 213 municipios que están en semáforo verde continuarán bajo las medidas del semáforo amarillo.

Esto significa que no habrá regreso a clases y se mantendrán las medidas de distanciamiento social.

Tampoco regresarán las actividades no esenciales en espacios públicos y cerrados, ni las actividades de los grupos vulnerables.

Murat señaló que esta decisión se tomó en coordinación con las autoridades municipales y educativas, y respetando la libre autodeterminación de usos y costumbres de los 213 municipios de la esperanza.

El gobernador refirió que “se estará evaluando reactivar las actividades” hasta el 1 de junio” y de ser así, se hará de forma gradual.

Además anunció que el 1 de junio se implementará un programa de reactivación económica con una inversión de 3,500 millones de pesos para el sector de la construcción.

Recomendó a toda la población oaxaqueña mantener el uso de cubreboca en la vía publica, el lavado constante de manos, el distanciamiento y aislamiento social, así como el cuidado especial para grupos vulnerables.

Por Adair MP