Juan Martínez Ferra 

 Oaxaca. Un menor de edad perdió ayer la mano y además resultó con quemaduras en otras partes del cuerpo y el rostro, debido a la explosión de un cuete.

Lo anterior sucedió en la noche de Navidad, en el municipio de Ocotlán, Oaxaca, donde el pequeño de nueve años de edad jugaba al lado de su familia quemando pirotecnia.

Pero al intentar aventar un cuete, éste le explotó en la mano, por lo que fue llevado de inmediato a un hospital, donde aún convalece; debido a la gravedad de las heridas, no se le pudieron recuperar los dedos y prácticamente quedó sin una mano.

Lo anterior sucede a pesar de que las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Coordinación Estatal de Protección Civil del Gobierno del Estado han insistido en el llamado a evitar la quema de fuegos pirotécnicos para las celebraciones.

Por Adair MP