Más tardó el bloqueo de ediles del Istmo para exigir recursos públicos que ellos en exhibir su riqueza, como ocurre este fin de semana con la Edil de Tehuantepec, Vilma Martínez Cortés, quien realiza fastuosa fiesta en el salón Dixasaa.

Sin importarle las recomendaciones para prevenir contagios por Covid19, la munícipe festeja las bodas de su hermana Reyna con el regidor Melquiadez Ruiz.

Cuentan quienes asisten al evento que los invitados, previo pago de costosos obsequios de la mesa de regalos de Liverpool, disfrutan de faisán a la cantonesa, pechuga de pollo a la parmesana, rollos de filete sirloin relleno de pistaches y crema de la Costa.

El costoso menú fue contratado en Puebla, a la empresa de banquetes Dalys y que se ameniza la faraónica fiesta con músicos de la Ciudad de México y orquestas de la región.

Por Adair MP