Ante los hechos violentos registrados entre pobladores de Santiago Xochiltepec y Santiago Textitlán, Sola de Vega, debido al conflicto agrario por límites entre ambas comunidades, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió medidas cautelares a fin de evitar daños de difícil o imposible reparación.

La Defensoría tuvo conocimiento por llamadas de pobladores de las comunidades de Santiago Xochiltepec y Santiago Textitlán, sobre un enfrentamiento con armas de fuego entre pobladores de ambas comunidades, lo que provocó, al menos el fallecimiento de una persona, y que pobladores de ambas comunidades se desplazaran a las cabeceras municipales para resguardarse, por ello inició el cuaderno de antecedentes DDHPO/CA/0508/(20)/OAX/2020.

Por ello la tarde de ayer domingo 20 de diciembre, la Defensoría emitió medidas cautelares, a la Secretaría de Seguridad Pública para que elementos de la Policía Estatal se constituyan en el lugar del conflicto y garantice la seguridad pública, así como la vida e integridad de las personas de las comunidades, además de quienes transitan por la zona.

Mientras que a la Secretaría General de Gobierno le pidió que entable mesas de diálogo y solución pacífica de conflictos entre las comunidades de Santiago Xochiltepec y Santiago Textitlán como un mecanismo para garantizar la gobernabilidad y los derechos humanos a la vida, seguridad e integridad de las personas que habitan y transitan en la zona de conflicto.

La Defensoría también solicitó a la Fiscalía General del Estado para que se inicie la carpeta de investigación correspondiente por los delitos que pudieran estarse cometiendo y que dentro de la indagatoria establezca medidas de protección para garantizar la vida, integridad y derechos humanos de las personas de ambas comunidades.

Asimismo la Defensoría solicitó la colaboración de la Coordinación Estatal de la Guardia Nacional para que como medida de protección instruya elementos de esa institución para que se constituyan en la zona de conflicto y garanticen la seguridad pública, la vida e integridad de pobladores de ambas comunidades, así como de quienes transiten por la zona.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca insistió en la urgencia de emprender estrategias integrales para atender el conflicto, además hizo un llamado a ambas comunidades a entablar un diálogo que permita solucionar de manera pacífica la problemática que enfrentan.

Por Adair MP