2 diciembre, 2020

Nuevas Oaxaca

Agencia informativa independiente

Despiden a docente de la Unistmo por dar clase en otra universidad

Después de acompañar a alumnas de la Universidad del Istmo (Unistmo) campus Ixtepec que fueron víctimas de hostigamiento sexual por parte de tres profesores, la catedrática Virginia Ilesca Vela fue despedida de su centro de trabajo, bajo el argumento de que daba clases en una universidad privada en su tiempo libre sin informar a la universidad.

La universidad emitió un oficio este 17 de noviembre en el cual se da por terminada la relación laboral con la profesora investigadora de tiempo completo asociada “B”, adscrita a la carrera de Administración Pública, desde el 13 de noviembre.

En cinco páginas, la universidad cita sendos artículos y el resultado de una investigación del Consejo Académico con lo cuales argumenta su despido por violar su normativa al impartir clases a la par en el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, pues aseguran que la catedrática no demostró que dichas clases las brindaba en su tiempo libre, ni solicitó permiso para realizarlo.

La profesora informó que el despido es el desenlace de un largo hostigamiento laboral que la Unistmo emprendió contra ella y otros dos profesores, a raíz de una defensa abierta y el acompañamiento que ofrecieron a las víctimas de hostigamiento sexual por parte de tres profesores.

Mientras tanto, los profesores acusados de esa agresión contra alumnas del Unistmo continúan aquí dando clases.

El pasado 10 de septiembre, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) vinculó a proceso a uno de los tres profesores denunciados identificado como Silvio “N”, por hostigamiento sexual dentro de la institución en distintas fechas del mes de mayo del 2019, y cuya acusación se detalla en la carpeta de investigación 10026/FIST/IXTEPEC/ 2020.

El 26 de octubre, la profesora Virginia Ilescas interpuso una denuncia ante la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) contra la Unistmo, por violentar sus derechos humanos ante los actos realizados contra su persona y su actividad laboral por Israel Flores Sandoval y José Luis Ayala, vicerrector académico de la Unistmo Ixtepec y el abogado de la institución respectivamente.

“Lograron despedirme con muchas argucias, ese es el pago que da la Unistmo a quienes defienden a las víctimas de sus profesores. Ellos siguen con sus clases, aunque sean los responsables de una terrible acción y delito, las alumnas victimas siguen frente a ellos, es triste y vergonzoso lo que hacen”, manifestó la profesora.

El año 2019, dos alumnas de la licenciatura en Derecho y de la maestría en Derecho de la Energía de la Unistmo, informaron a las profesoras Monsserrat Sánchez Moreno y Virginia Ilescas Vela del hostigamiento y abuso sexual del cual eran víctimas por parte de tres profesores de dichas carreras, así como por las amenazas de feminicidio por parte de un alumno de la misma licenciatura.

Las docentes dieron aviso a las autoridades académicas del campus: al vicerrector Israel Flores Sandoval, a la jefa de carrera de la licenciatura en Derecho, Cora Silvia Bonilla Carreón, y a José Luis Ayala Álvarez, abogado general de la Unistmo; quienes se negaron a iniciar algún tipo de investigación por dichas acusaciones.

Contrario a atender esas denuncias, acusó la profesora, revictimizaron a las alumnas y emprendieron una campaña de hostigamiento laboral así como una serie de procedimientos administrativos ilegales contra las dos profesoras que señalaron a los docentes implicados en acoso sexual, en principio, y después también contra el maestro Héctor Ortega, quien denunció actos de intimidación y acoso escolar contra las alumnas que decidieron revelar la violencia contra ellas.

Al no ejecutarse un castigo contra los agresores, las victimas denunciaron públicamente los hechos el pasado 8 de marzo, cuando exigieron tanto a directivos de la Unistmo como de las instituciones de procuración e impartición de justicia estatales y organismos defensores de derechos humanos, su urgente intervención para investigar y sancionar a los responsables.

Consultada por EL UNIVERSAL, la Unistmo reconoció que Silvio “N”, uno de los tres profesores señalados de acoso y por el que se mantiene un proceso legal —incluso también dentro de la institución—, mantiene ahí actividades académicas.

Incluso la Unistmo argumentó que las denuncias de las alumnas y de las docentes son ataques en contra de la universidad. Aseguró que existe como trasfondo una “campaña iniciada por una profesora con el apoyo de otros dos, y que responde a intereses personales menos respetables”.

En el documento institucional, la universidad asegura que dicha profesora es promotora de esta campaña que “pretende desviar la atención de los problemas que desde meses antes había tenido con sus grupos de estudiantes”.

Los estudiantes a los que hizo referencia la institución es un grupo de 60 alumnos que exigen la destitución de Virginia, que la acusan de querer dañar a la universidad por apoyar a las jóvenes que denunciaron el acoso y que interpusieron una queja ante la Defensoría, por atentar contra su derecho a la educación y a la dignidad.