A pesar del arribo de los frentes fríos a la entidad, lo que ha traído consigo temperaturas de cero grados centígrados en las regiones de la Sierra Norte y Mixteca, el número de casos de dengue en Oaxaca continúa al alza y al cierre del reporte del cinco de noviembre, se contabilizaron un total de 205 casos confirmados de aquella enfermedad.

Pese a ello, la Secretaría de Salud del Gobierno federal indicó que al menos hasta el jueves pasado no se había registrado ningún aumento en el número de muertes por este padecimiento, pues la cifra se mantenía en seis decesos, como desde el mes pasado.

En lo que se refiere al desglose del número de pacientes, se indicó que se trataban de 23 con dengue grave, 66 con dengue con signos de alarma y 119 de dengue no grave.

Al respecto, la secretaría de Salud indicó que si bien únicamente han sido confirmados por laboratorio 208 casos de dengue, existe una estimación de que, en realidad, en Oaxaca hay 2 mil 968 casos de la enfermedad; es decir, 14 veces más de las cifras confirmadas.

Las autoridades mexicanas llamaron a la población a mantenerse a la expectativa y no relajar las medidas sanitarias en contra de esta enfermedad, como es el impedir el acumulamiento de agua en recipientes o cacharros, pues justo el agua estancada es el ambiente propicio para la reproducción de mosco Aedes Aegypti.