El equipo del virtual Presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, intentó un acercamiento con el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sin embargo, la Embajada mexicana lo negó, según fuentes de El Universal.

Y es que la tensión por el tan reñido triunfo electoral de Joe Biden, ha provocado que muchos mandatarios se abstengan de dar alguna declaración hasta que sea oficial, como es el caso de México, pero tal parece que Biden ya ha buscado un acercamiento, pues el equipo del Presidente virtual se acercó a la Embajada para lograr una llamada entre ambos mandatarios, según información de Ariadna García, reportera de El Universal.

La negativa por parte del Gobierno mexicano fue inmediata luego de que la Embajada comunicara esta petición a la Secretaría de Relaciones Exteriores, y se aclaró que el contacto se dará cuando los comicios en EU lleguen a su fin, reafirmando su posición con un comunicado por parte del director general para América del Norte, Roberto Velasco, enviado a la representación diplomática en Washington.

En éste se indica que no es posible un acercamiento por un principio histórico asentado en la Doctrina Carranza, que data de 1918: la no intervención.

“Esta doctrina ha guiado la posición de México frente a procesos electorales de países extranjeros al establecer que: Todas las naciones son iguales ante el derecho. En consecuencia, deben respetar mutua y escrupulosamente sus instituciones, sus leyes y su soberanía, sometiéndose estrictamente al principio universal de no intervención. El Gobierno de México le instruye a esa representación comunicar que por estas consideraciones, de orden histórico y constitucional, México esperará la definición institucional del proceso electoral del país vecino para establecer comunicación entre nuestro Jefe de Estado y su Presidente electo. Lo anterior, sin demérito de las decisiones que otros países tomen con base en sus propias leyes y tradiciones diplomáticas”, especificó.

Según El Universal, con esto se pidió informar al equipo de Biden las razones de la postura del Gobierno, y se puntualizó que México no hace una valoración sobre la validez de la elección, sus resultados o los procesos que pudiesen derivar de ésta, y se reitera respetuoso de la voluntad popular estadounidense.