2 diciembre, 2020

Nuevas Oaxaca

Agencia informativa independiente

Por Covid no habrá festejo presencial en la Basílica el 12 de diciembre

Afin de reducir al máximo la potencialidad de contagios por Covid-19, el próximo 12 de diciembre de este año las tradicionales mañanitas a la virgen de Guadalupe se llevarán a cabo de manera diferida, informó el rector de la Basílica de Guadalupe, monseñor Salvador Martínez Ávila.

De esta forma, todas aquellas personas que quieran participar en las serenatas a la Señora del Tepeyac lo podrán hacer vía internet o mediante los distintos medios de comunicación masiva que se unan al tradicional festejo guadalupano, precisó monseñor Martínez en entrevista con Grupo Imagen Multimedia.

Por ese motivo, el responsable de la Basílica de Guadalupe dejó en claro que los días 11 y 12 de diciembre próximos no habrá en ese recinto religioso ningún tipo de festejo presencial en honor a la Santísima Virgen de Guadalupe.

«Esto es precisamente lo que pesamos hacer: que haya todas las serenatas, que los medios que difunden lo que difunde la basílica, las mañanitas, la misa a la media noche, que todo esto sea transmitido pero en forma diferida, no en vivo, en vivo no va haber nada, precisamente para evitar que haya aglomeraciones, eso es lo que estamos planeando y a lo que invitamos a toda la gente: a participar de forma distinta, de forma virtual o simbólica» puntualizó Martínez Ávila.

En la charla con este medio, monseñor Salvador Martínez hizo hincapié en que la noche del 11 y madrugada del 12 de diciembre próximos no se permitirá pernoctar en el atrio del templo como tradicionalmente ocurre en estas fechas con los peregrinos.

«Aquí en la basílica no va haber ninguna celebración, ni mañanitas, ni misas, ni se pueden quedar a dormir, nada de eso que tradicional, nada de eso se va a poder hacer precisamente para evitar que haya un contagio masivo, para que no haya un problema social grave, lo estamos tratando de evitar al máximo» enfatizó.

Lo que sí se llevará a cabo el 11 y 12 de diciembre por parte de los trabajadores de la basílica de Guadalupe es el encendido de las veladoras y la colocación de las flores que desde este mes de noviembre han empezado a llevar los feligreses, luego del llamado de la iglesia católica en ese sentido como medida de contención de contagios por Covid-19 y que no impide festejar a la virgen de Guadalupe de manera distinta.

«Estas actividades se van a transmitir muy probablemente a través de los noticieros y los medios masivos de comunicación» explicó el rector al señalar que en la última semana han recibido de la solidaridad de los mexicanos más de mil veladoras y varios ramos de flores para el aniversario de la virgen que tendrá lugar dentro de poco más de un mes.

De acuerdo con el cálculo del rector podrían recibir de 200 mil hasta 300 mil veladoras.

Señaló que es gracias a estas donaciones de peregrinos y feligreses que la Basílica de Guadalupe se sostiene en un contexto de pandemia.

Si quieren ver a la virgen, háganlo en noviembre

De acuerdo con la estrategia que se diseña en conjunto con las autoridades civiles de cara a los festejos guadalupanos, monseñor Ávila solicitó a los creyentes que anticipen su visita a la virgen durante todo el mes de noviembre y en caso de que no les sea posible, lo hagan desde su casa.

Si es mucho su deseo de festejar a la virgen también tienen la opción de cantarle las mañanitas en la misa de 6 de la mañana y 7 de la noche que se realiza en la basílica, recordó el prelado para concientizar a las personas de que es necesario cuidarnos entre todos y apoyar así a que los operativos de seguridad que se planean para ese día resulten exitosos y adecuados.

«En la estrategia general, este momento es muy importante porque a través de los medios masivos de comunicación podamos llegar a la mayor cantidad posible de la población para que aquellas personas que tienen por tradición venir el 11 y 12 de diciembre, en este año digan: la voy a celebrar aquí en mi casa para no contagiarnos y no llevarles la enfermedad a otros y entonces, lograr que los operativos que se plantean para esos días resulten bien y adecuados de parte de la autoridad civil porque son los que controlan y dan servicio a todas las personas que circulan en esos días» detalló el rector.

Finalmente, dijo que se mantienen en comunicación con las autoridades federales y de la Ciudad de México para monitorear el semáforo epidemiológico y tomar en conjunto las mejores decisiones para el beneficio y cuidado de la población de cara a las festividades guadalupanas, si es que en algún momento pudiera regresarse a semáforo rojo.