El presidente municipal de Sola de Vega, Esaú Núñez Calvo solicitó la suspensión de todo evento masivo en su municipio, luego que se diera a conocer una invitación a un jaripeo a realizarse los días 23 y 24 de noviembre en la localidad de Rancho Viejo.

A través de un escrito enviado al agente de Policía de la localidad de Rancho Viejo, de nombre Alfredo Ortiz Cortés, el edil le informó que en estos momentos no existen las condiciones para realizar eventos públicos que aglomeren personas.

Por ello, le aclaró que en el municipio se determinó la suspensión de todo evento público, religiosos, fiestas patronales, jaripeos, bailes y deportivos.

En el tema del Día de Muertos, también se determinó suspender las muerteadas, comparsas, fiestas, reuniones masivas y actividades dentro de los panteones.

En ese sentido, hizo un llamado para suspender la actividad prevista en la localidad de Rancho Viejo, cumpliendo al llamado de los gobiernos estatales y federales para quedarse en casa y evitar contagios por COVID-19.

Hay que recordar que de acuerdo a un documento firmado, a partir de la pandemia del COVID-19, toda autoridad que incumpla con las medidas de sanidad podrían ser destituidos de su cargo, motivo por el cual la mayoría de autoridades ha determinado suspender eventos masivos, principalmente alusivos a muertos.

Es de señalar que este jueves el estado de Oaxaca superó los 21 mil casos confirmados de COVID-19 y alcanzó los mil 632 decesos.

Pedro PAROLA | Cuarta Plana