José Mario Molina-Pasquel y Henríquez, premio Nobel de Química 1995, falleció este miércoles a los 77 años a causa de un infarto, informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En un comunicado, el Centro Mario Molina agradeció las muestras de afecto para su esposa, sus hijos y sus hermanos.

“El Dr. Mario Molina parte siendo un mexicano ejemplar que dedicó su vida a investigar y a trabajar en favor de proteger nuestro medio ambiente. Será siempre recordado con orgullo y agradecimiento”

Informó el Centro Mario Molina en un comunicado de prensa.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador lamentó la muerte de Mario Molina y envió un abrazo a familiares y amigos del químico. A través de Twitter, López Obrador calificó al también miembro de El Colegio Nacional como destacadísimo científico mexicano, defensor del medio ambiente y ganador del Premio Nobel de Química. 

Mientras que, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, calificó a Mario Molina como un hombre “comprometido con el medio ambiente a través de su quehacer como científico e investigador”. 

Premio Nobel de Química 1995

Mario Molina nació en la Ciudad de México en 1943. Ingeniero químico egresado de la UNAM, realizó estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania y recibió un doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos. Fue profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en el periodo 1989-2004.

Fue uno de los principales investigadores, a nivel mundial, de la química atmosférica, y en 1974 fue coautor, junto con F.S. Rowland, del artículo acerca del adelgazamiento de la capa de ozono como consecuencia de la emisión de ciertos gases industriales, los clorofluorocarburos (CFC), que les llevó a recibir el Premio Nobel de Química.

Asimismo, sus investigaciones sobre este tema condujeron al Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas, el primer tratado internacional que ha enfrentado con efectividad un problema ambiental de escala global y de origen antropogénico.

Molina fue miembro de la Academia Nacional de Ciencias y del Instituto de Medicina de los Estados Unidos, y durante ocho años fue uno de los 21 científicos que formaron parte del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología del Presidente Barack Obama; previamente había estado en el mismo Consejo del Presidente Bill Clinton.