Mujeres de la organización 14 de Junio, rezaron y cantaron frente a las puertas de la Catedral Metropolitana, para pedir la intercesión de los santos y santas para el cese a la persecución de sus líderes sociales.

Con imágenes religiosas en mano, las organizadoras de esta actividad aseguraron que tanto Francisco y Javier Martínez, padre e hijo son inocentes de los cargos que se le imputan.

Este último se encuentra detenido, por su presunta participación en un asesinato, mientras que el primero se encuentra presuntamente prófugo de la justicia.

Integrantes de la organización marcharon del Paseo Juárez del Llano al Zócalo de la Ciudad donde mantienen su plantón.

Con información de Realidad Oaxaca