Pequeños y medianos empresarios de Oaxaca solicitaron al Poder Ejecutivo estatal que la ley antichatarra aprobada por el Congreso de Oaxaca sea modificada con el objetivo de la que la prohibición de la venta de comida y bebidas con alto contenido calórico se limite únicamente al interior de instituciones de educación públicas y privadas.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) Salvador López, indicó que los agremiados a aquella y a otras organizaciones de micro empresarios y comerciantes están a la espera de sostener una reunión con el gobernador, Alejandro Murat, a efecto de que puedan externarle de manera personal su punto de vista y le sea solicitada la modificación del dictamen avalado el pasado cinco de agosto.

López señaló, además, que los empresarios y comerciantes pedirán que las autoridades den voz a académicos y profesionales de la salud especializados en el tema, a fin de que éstos puedan externar un punto de vista sobre si una prohibición de tal tipo realmente tendrá las repercusiones en favor de la calidad de vida de los ciudadanos, como lo afirman los promotores de la normativa.

El presidente de la Canacope consideró que al dictamen le falta un análisis de fondo, con el objeto de que se trate de una medida integral, que contemple todos los factores que se han traducido en la proliferación de comorbilidades entre los oaxaqueños.

Con información de Estado 20