El Congreso de Puebla se resiste a aprobar una ley que permita a cualquier persona cambiar de identidad, lo que, de acuerdo con organismos y defensores, persiste en la violación de derechos a la comunidad transgénero.

Apenas el pasado 31 de marzo, Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a los tres niveles de gobierno en México a impulsar políticas públicas de prevención de violencia contra las personas trans, y a hacer efectivo el reconocimiento de sus derechos, incluyendo la identidad de género.

También llamó a las fiscalías estatales de justicia a aplicar el Protocolo Nacional de Actuación para el Personal de las instancias de Procuración de Justicia en casos que involucren la orientación sexual o identidad de género.

En el caso de Puebla, pese a que es una de las nueve entidades que, en teoría, brinda protección constitucional contra la discriminación por orientación sexual, su Congreso estatal tiene detenida una iniciativa, presentada el pasado 19 de junio, que reformaría el Código Civil para garantizar el derecho humano a la personalidad jurídica y, con ello, el cambio de identidad.

La iniciativa fue presentada por la diputada de Morena, Estefanía Rodríguez Sandoval, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de Puebla.

Lo que busca la iniciativa es que las personas trans puedan cambiar su nombre para tener su propia identidad de género, sin la condición de realizar operaciones quirúrgicas. Además del acta de nacimiento, también llevarían identificación oficial, formato de registro civil y comprobante de domicilio para realizar el cambio.

“Lo más importante es que ellos y ellas puedan contribuir a esta iniciativa, ya que conocen cómo se realizan estos trámites. (En este momento) acuden a la Ciudad de México y ahí hacen su cambio, o mediante amparos. Buscamos que el procedimiento administrativo sea más accesible”, explicó Rodríguez Sandoval.

La iniciativa es el resultado de mesas de trabajo con comunidades trans en Puebla e incluía un primer parlamento trans a nivel nacional que no pudo concretarse por la pandemia. En dichas mesas la constante fue la discriminación que viven todos los días las personas trans y que parte del no reconocimiento a su identidad, lo que les impide desarrollarse en una sociedad y tener acceso a salud, vivienda, trabajo digno y educación.

Te puede interesar: Aprueban en comisiones que menores de edad puedan elegir su nombre y género en CDMX

En entrevista con Animal Político, la diputada lamentó que la iniciativa se haya turnado a otras dos comisiones, práctica a la que recurre la Mesa Directiva que encabeza el Partido Acción Nacional (PAN), con una postura conservadora en estos temas, para retrasar su aprobación.

Con información de Animal Político