La Sección 22 magisterial, adscrita a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca, rechazó “el modelo híbrido y la educación a distancia a través del monopolio televisivo” anunciados por el gobierno federal.

En un comunicado, aseguró que “en Oaxaca no existen las condiciones físicas, técnicas, ni orográficas que contribuyan a la recepción de los materiales en las comunidades marginadas, donde contar con un televisor se traduce en un privilegio que queda desfasado cuando la niñez tiene que acoplarse y en familia para sobrevivir durante la pandemia del coronavirus”.

Denunció que las televisoras se han caracterizado por “golpear” al magisterio, al vanagloriar la política en el poder y destruir a la CNTE.

Desde su punto de vista, la imposición de una educación a distancia desde la televisión no beneficia a la niñez del país, dado que surge como una estrategia “aventurada” de la Secretaría de Educación Pública para el beneficio empresarial y no de la educación bajo una perspectiva pedagógica para los mexicanos.

La disidencia magisterial aseguró que la estrategia de la SEP sirve a la manipulación para la dominación desde un proceso de adoctrinamiento basado en los intereses de las televisoras que, señaló, han perdido terreno y ganancias tras la era digital.

Con información de 24 Horas