La lucha contra la obesidad y diabetes llegó al Congreso de Oaxaca, donde una iniciativa que intenta prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a los menores de edad, provocó el rechazo de la industria de la chatarra.

“Con esta iniciativa pretendemos eliminar las formas de malnutrición de niños, niñas y adolescentes, por lo que estamos proponiendo que se prohíba la venta, distribución, regalo y suministro a menores de edad de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico”, dijo en entrevista la Diputada local Magaly López Domínguez, autora del Proyecto de Decreto en el que se adiciona el artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de las Niñas, niños y Adolescentes de Oaxaca.

La iniciativa, que desde hace un año se analiza en la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad del Congreso de Oaxaca, se votará en el Pleno el próximo 5 de agosto.

“El dictamen pasó a primera lectura para darle la publicidad de Ley y se pretende que el próximo 5 de agosto se vote en el Pleno para que ya una vez votada se publique y sea ley”, dijo la Diputada de Morena al defender su proyecto. “Los niños menores de 15 años no dimensionan qué tanto les ocasiona el consumo de este tipo de alimentos que no aportan más que azúcar”.

En México, 34.4 por ciento de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, lo que sitúa a los mexicanos en primer lugar mundial en obesidad infantil. A nivel estatal, Oaxaca ocupa el segundo lugar con más obesidad en adultos y el primero con obesidad infantil, según los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) al cierre de 2018. En contraste, unos 60 mil niñas y niños de cero a cinco años de edad padecen desnutrición.

La Diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) consideró que es el momento idóneo para que pueda probarse esta ley. “Del 2006 al 2012 se incrementó la obesidad y el sobrepeso en los niños y más en las zonas urbanas de Oaxaca”, argumentó.

La iniciativa para prohibir la venta de bebidas azucaradas a menores fue rechazada por organismos del sector empresarial en Oaxaca como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), Asociación Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales (ANTAD), Canaco y el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, A.C. (ConMéxico), este último agrupa a 44 empresas como Bimbo, Nestlé, Coca-Cola y Lala.

En un comunicado señalaron que como organismos les preocupa que en el Congreso del Estado “se procesen temas de impacto directo para distintos sectores económicos, mismos que son contrarios al objetivo de mantener los empleos y generar acciones en favor de la recuperación económica”.

Para Alejandro Sánchez, presidente de la Coparmex Oaxaca, la iniciativa en estos momentos de pandemia afectaría al sector empresarial, especialmente a los pequeños comerciantes.