A tan solo 3 meses de las elecciones, Donald Trump expresó su deseo por aplazar las votaciones para elegir al presidente de Estados Unidos, a pesar de que la fecha está fijada en la Constitución.

Esto generó duras críticas por parte de los demócratas. Sin embargo, no quedó claro si Trump hablaba en serio.

Además de que está propuesta necesitaría una acción por parte del Congreso, las autoridades que tienen el poder de fijar el calendario electoral.

Trump reiteró sus acusaciones sobre un posible frauda en el voto por correo, sin contar con pruebas claras.

A través de su cuenta de Twitter, Trump lanzó la pregunta a los estadounidenses.

¿¿¿Aplazar la elección hasta que la gente pueda votar de forma apropiada y segura???”.

En el mismo mensaje, Trump ha puesto en duda la legitimidad de las elecciones, acusando que serán las más fraudulentas de la historia.

Los demócratas, incluido el aspirante potencial Joe Biden, ya han puesto en marcha preparativos para proteger a los votantes y los comicios por temor a que Trump intente interferir en la elección del 3 de noviembre.

“Un presidente en ejercicio está esparciendo mentiras y sugiriendo aplazar la elección para mantenerse en el poder”, dijo el legislador demócrata Dan Kildee en Twitter.