Ante las versiones de que el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, le presentó su renuncia, el Presidente Andrés Manuel López Obrador no los desmintió y dejó en probable la situación.

“No tengo todavía una información certera sobre esta posible renuncia. Voy a tener una reunión, creo que hoy o mañana, con el ingeniero Javier Jiménez Espriú, al que respeto mucho, y vamos a platicar, a conversar”, expresó al ser cuestionado en La Mañanera de ayer.

La posible renuncia del funcionario también se da al tiempo de la llegada de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, a México, quien está detenido por presuntamente haber participado en los sobornos del caso Odebrecht, con el que Jiménez Espriú guarda un vínculo.

Al aún secretario se le ha vinculado con el caso Odebrecht, al inicio de la actual administración él mismo declaró en 2018 ser miembro suplente del Consejo de Administración de la empresa Idesa, socia de Braskem filial de Odebrecht, en dicha empresa su esposa es socia.

Respecto a la renuncia del ingeniero, presuntamente se daría porque el Jefe del Ejecutivo decidió pasar los puertos y aduanas al mando de la Secretaría de Marina, la cual reiteró el viernes pasado en la conferencia realizada en Colima.

Dicha decisión -dijo ese día-se la comunicaría al secretario de Comunicaciones y Transportes.
En 2016, el ex presidente Enrique Peña Nieto envió una iniciativa al Congreso para también militarizar los puertos, pero no fue aprobada.