Las autoridades municipales de Loma Bonita, comunidad de la Cuenca del Papaloapan que ha padecido un aumento de contagios de Covid-19 en las últimas semanas, determinó que el uso de cubrebocas será de carácter obligatorio en toda la población, y quien no lo use será acreedor de una multa económica.

La decisión fue tomada en una sesión extraordinaria de Cabildo, en la que se determinó que quien no porte cubreboca o careta, tanto en la vía pública como establecimientos comerciales considerados esenciales, deberá pagar 300 pesos, incluso si se trata de un menor de edad, en cuyo caso la multa recaerá en sus padres o tutores.

“La salud pública es responsabilidad de todos. Es obligatorio usar cubrebocas o mascarillas en la vía pública o establecimientos. Por desacato, multas de 300 pesos. Si algún menor es sorprendido sin cubrebocas, la sanción será aplicada a su padre o tutor”, informó el ayuntamiento.

Esta medida, que comenzó a aplicarse este lunes 13 de julio, forma parte de las acciones extraordinarias que la autoridad de esta municipio echó andar desde la semana pasada, luego de que en cinco días murieron 22 personas con sintomatología de Covid-19, lo que obligó a la autoridad a adecuar un terreno de 3.5 hectáreas como nuevo panteón.

Este domingo, a una semana de que comenzarán la nuevas medidas, el Cabildo determinó que el comercio en esta ciudad permanezca cerrado al menos 8 días más o hasta nuevo aviso, “ya que las cifras y estadísticas de contagios no han disminuido, al contrario han aumentado los decesos”.

Raymundo Rivera Hernández, el presidente municipal, informó que ante esta parálisis económica se tomarían medidas de apoyo para el sector comercial, pero pidió de respetar el decreto establecido.

Representantes del comercio de esta localidad productora de piña aceptaron y dijeron que se apoyaría lo establecido “ya que la situación en Loma Bonita es alarmante y muy crítica”.