Un grupo de diputadas busca que los concursos de belleza dejen de ser apoyados con dinero del Estado, a fin de que se respete la Ley general de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

La medida no busca prohibir este tipo de competiciones, aunque si busca que se elimine cualquier tipo de financiamiento público en ellos debido a que busca erradicar la “violencia simbólica” que se ejerce en contra de las participantes.

Dentro de los aspectos que molestan a políticas como Frida Esparza Márquez del PRD está el que se diga que el sexo femenino vale más o menos por su apariencia física.

El documento preparado por estas profesionales incluye el concepto de violencia simbólica a cualquier práctica relacionada con la siguiente definición:

La expresión, emisión o difusión por cualquier medio, ya sea en el ámbito público o privado, de mensajes, patrones, estereotipo, signos, valores icónicos e ideas que transmiten, reproducen, justifican o naturalizan la subordinación, desigualdad, discriminación y violencia contra las mujeres en la sociedad”.Propuesta de reforma.

Esta reforma a la ley castigaría cualquier acto que busque limitar la vida y el desarrollo de las mujeres a través de concursos en los que se les suele exigir que no hayan estado embarazadas, tener cierta estatura y medidas corporales.