En redes sociales circula una publicación en la que se muestran las fotos de un niño portando un cartel en el que dice:

“Vendo chicles porque humillé a una niña de bajos recursos”.

Al parecer, se trata de un castigo impuesto por la madre del menor, pues éste, junto con sus amigos se habrían burlado de una pequeña que junta botes para ayudar económicamente a su familia.

La mamá del pequeño decidió darle una lección colgándole el mencionado cartel y así aprendiera a respetar a los demás, sin hacerlos sentir menos o menospreciar lo que hacen.

El actuar de la madre fue criticado por algunos usuarios, pues creen que el castigo era innecesario, pero otros aplaudieron la acción.

Al parecer el hecho ocurrió en San Luis Río Colorado, Sonora. Aunque aún se desconoce la fecha exacta.