Integrantes del Comité de la Alianza de Bares y Antros de Oaxaca, manifestaron este día su postura ante la situación económica que atraviesan debido a la actual contingencia sanitaria por el COVID-19.

En conferencia de prensa, dieron a conocer que han sido más de 80 días que todos los establecimientos de la industria de entretenimiento nocturno no han laborado sin recibir respuesta a su pliego petitorio que hicieron llegar el pasado 27 de mayo a autoridades municipales.

Ante ello, piden que se les abra la posibilidad de continuar sus actividades lo antes posible, de lo contrario, sus establecimientos correrían el riesgo de cerrar definitivamente al no poder pagar la renta de instalaciones y a sus trabajadores que también se beneficiaban de las propinas.

Aseguraron que estarían respetando las medidas sanitarias y lineamientos que el ayuntamiento condicione para poder reabrir: la disminución de su capacidad de clientes, restricción de horarios, entre otras.

Al respecto, Josué Cortés Pacheco, gerente comercial de Mandala Club Oaxaca, dijo que actualmente no cuentan con un número exacto de bares que han cerrado, sin embargo, aseveró que pasando el mes de agosto sólo el 40 por ciento de negocios sobrevivirán.

“Nosotros como bares no podemos ofrecer servicio a domicilio debido a que dentro de la estrategia de mercadotecnia no nos funciona”, apuntó.

La Alianza de Bares y Antros de Oaxaca de Juárez cuanta actualmente con 25 representantes de negocios ubicados sólo en la capital, no obstante, esperan puedan incluirse más y pedir una mesa de negociación paraque se les permita seguir laborando.