Tras más de una semana de protestas y disturbios en EEUU por el homicidio de George Floyd, la oleada de indignación por la brutalidad policial remite pero no los abusos de los agentes de la policía a los manifestantes.

Dos policías de Buffalo, en el estado de Nueva York han sido suspendidos de empleo y sueldo tras empujar a un hombre al suelo y no asistirlo. La escena quedó registrada en un vídeo que circula por las redes sociales.

Las brutales imágenes muestran como un hombre de 75 años intenta hablar con un amplio grupo de agentes de antidisturbios que le apartan violentamente de su camino con un fuerte empujón. Cae el suelo y queda aparentemente inconsciente y sangrando por la cabeza.

Ante la pasividad de los agentes, otro grupo de manifestantes recrimina a los policías su actitud y les advierten que el hombre que yace tendido en el suelo sin moverse está sangrando en abundancia por la cabeza.

El vídeo se difundió rápidamente en la red, generando una oleada de indignación. Inicialmente, la policía de Buffalo dijo en un comunicado que una persona había resultado herida “cuando tropezó y cayó”. Según ha informado la cadena, los dos oficiales implicados en la acción fueron inmediatamente suspendidos de empleo y sueldo por el comisario de policía Byron Lockwood. Además, Asuntos Internos ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

El alcalde de Nueva York, Andrew Cuomo, expresó su consternación por el vídeo y dijo que el manifestante, que no ha sido identificado, permanece hospitalizado en condición estable y se espera que su estado mejore en los próximos días.