Ante los riesgos de rebrotes por la culminación de la Jornada de Sana Distancia, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que si es necesario se rectificará en algunas regiones para regresar al confinamiento y que las entidades que más preocupan son Ciudad de México y Tabasco.

Durante su conferencia mañanera, ayer desde Campeche, donde sigue el impacto de la Tormenta Cristóbal, el jefe del Ejecutivo reconoció que en esos dos estados existe un ascenso en los casos de Covid-19.

Por lo que de ser necesario, dijo, se tomarán otras medidas como el regreso al confinamiento de una forma más flexible.

“Se va a cuidar la salud del pueblo, no se va a actuar con rigidez, sino, de forma flexible, y si se necesita rectificamos en algunas regiones, si vemos que hay rebrotes ahí llamamos, no lo haremos nunca de manera autoritaria, para que nos ayude la gente a quedarse en casa, que nos protegemos y nos cuidemos”.

A juicio del mandatario, se “continúa el proceso hacia la Nueva normalidad con el semáforo, tomando en consideración que no es uniforme el efecto de la pandemia, es decir, no tiene el mismo efecto en todo el país, hay regiones más afectadas que otras”.

López Obrador manifestó que “estamos ya en una nueva etapa hacia la normalidad, pero se está haciendo con mucho cuidado. Y vamos a ir observando el comportamiento de la pandemia, no se va a dejar de tomar en cuenta la salud del pueblo, eso es lo primero, el no arriesgar la vida de la gente”.

El Presidente dijo que seguirán convocando a la ciudadanía a quedarse en casa y apuntó que es entendible y “natural el cansancio”.

En la llamada nueva normalidad dijo que la epidemia se controlará por regiones, “todo eso se puede controlar si estamos pendientes de las recomendaciones, de cuidarnos y también cuidar a los más vulnerables, que los adultos mayores no salgan, que los cuidemos como se ha venido haciendo”.

“Es una pandemia muy dañina, afecta mucho, duele que se pierdan vidas humanas, como está sucediendo. No son números, no son cifras, son pérdidas de vidas humanas, hay mucho dolor en familiares, en amigos”, señaló el mandatario.