Por considerarlo un riesgo de contagio de Covid-19, un enfermero quien labora en la comunidad de ‘Copalita’, perteneciente al municipio de Santiago Astata, en el Istmo de Oaxaca, fue golpeado de manera violenta presuntamente por policías municipales de la zona.

De acuerdo al reporte, los hechos sucedieron este martes aproximadamente a las nueve de la noche cuando el enfermero identificado como Pedro Rosales intentó entrar a la comunidad de ‘Copalita’ pero le fue negado el acceso y golpeado posteriormente.

Pedro Rosales denunció públicamente que fueron los Policías Municipiales de Santiago Astata quienes lo acataron de manera violenta en ese municipio gobernado por el edil Doriam Ricardez.

Es importante recordar que en el mes de abril, ante las constantes agresiones físicas y verbales que recibía el personal de salud por parte de la misma ciudadanía al considerarlos como personas de riesgo por atender a pacientes contagiados de Covid-19, el Congreso de Oaxaca aprobó una reforma para castigar hasta con 6 años de prisión a quien cometiera algún delito contra médicos o enfermeras.

Esta iniciativa de ley fue aprobada con 31 votos a favor para penalizar “con mayor energía” las conductas cometidas contra cualquier servidor público del Sector Salud, durante el periodo que dure la emergencia sanitaria.

De acuerdo con los legisladores, estas agresiones hacia personal de salud, se debe al temor y desconocimiento de algunas personas que los creen portadores de COVID-19 y además por considerarlos una amenaza de contagio.

Pedro Rosales, por este abuso de autoridad, señaló, presenta heridas de gravedad a la altura de la cabeza y otras partes del cuerpo, por lo que en las próximas horas denunciará penalmente estos hechos ante las instancias correspondientes para que procedan conforme a la Ley.

Con información de Estado 20

Por Adair MP