El municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz, hasta hace unos días era una de las localidades del país en las que no existían casos de COVID-19 hasta que se confirmó el primer contagio, de una mujer de 40 años.

Dos días antes de que se confirmara el primer caso, gran parte de sus pobladores relajaron las medidas de prevención de COVID-19 y salieron a las calles sin sana distancia ni cubrebocas, luego de que el gobierno federal anunciara que algunos municipios sin contagios podrían reanudar normalmente actividades, por lo que, el alcalde Genaro Hernández enfatizó qué aumentó el riesgo de la propagación del virus.

Desde el mes de marzo del presente año, cuando el gobierno federal anunció el inicio de la jornada nacional de sana distancia, Miahuatlán de Porfirio Díaz acató las medidas establecidas, y se convocó a la población a permanecer en casa, a salir solo a lo esencial con sana distancia, se suspendió el tianguis temporalmente de cada lunes y se sanitizaron las calles.

Por lo qué Genaro Hernández, afirma que en los días posteriores al anuncio del gobierno federal de los “municipios de la esperanza” que reanudarían actividades, los pobladores de Miahuatlán pensaron que ya podía salir sin peligro, dado que no había registros de COVID-19, y ello coincidió con la confirmación de los primeros casos.

Hasta este 20 de mayo, se han confirmado cinco casos de COVID-19 y uno más es sospechoso de haberse contagiado de coronavirus.

Con información de MVM Noticias