“Regreso a la nueva normalidad” es plan de reapertura de actividades en México el cual se va a realizar en tres etapas. Inicia el 18 de mayo en 269 municipios de 15 estados; del 18 al 31 de mayo se preparará la reapertura en actividades esenciales, construcción, minería y fabricación de equipo de transporte; y el 1 de junio se establecerá un sistema de semáforo por regiones para reiniciar actividades sociales, educativas y económicas.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, señaló que para la etapa uno fueron considerados municipios, denominados “de la esperanza”, que no presentan ningún contagio ni tienen vecindad con otros que sí los tengan. Para protegerlos, se implementarán cercos sanitarios.

Mientras que en la segunda etapa se elaboran por empresa protocolos sanitarios para el reinicio seguro de actividades; capacitación de personal para seguridad en el ambiente laboral; readecuación de espacios y procesos productivos, así como filtros de ingreso, sanitización e higiene del espacio laboral.

Por último la implementación del semáforo en la tercera etapa, para la reapertura general a partir del primero de junio, se dará por regiones en función de cuatro colores: rojo, naranja, amarillo y verde, y considera cinco categorías: medidas de salud pública y del trabajo, laborales (esenciales y no esenciales), espacio público (abierto y cerrado), personas vulnerables y actividades escolares. Éstas últimas sólo podrán reactivarse cuando el semáforo esté en verde.

Semanalmente, la Secretaría de Salud informará los colores que se establezcan por estado.