Ante la pandemia del Covid-19 que afecta a gran parte del mundo, algunas personas han enloquecido en su comportamiento y ante cualquier situación reaccionan inesperadamente, así ocurrió con una una mujer quien comenzó una balacera en un McDonald’s luego de que los empleados no le permitieron comer en el local debido a las medidas sanitarias existentes.

De acuerdo declaraciones de la policía de Oklahoma, Gloricia Woody, de 32 años, ingresó al restaurante a pesar de que estaba cerrado por las restricciones del Coronavirus a pesar de que sólo había servicio para llevar.

Empleados tuvieron que pedirle a la mujer que se fuera pero se negó y entonces comenzó a discutir con uno de ellos, por lo que sacaron a Gloricia a la fuerza, sin embargo, ella volvió a ingresar con un arma y disparó contra los jóvenes.

Debido a los impactos, uno de los trabajadores resultó herido en el brazo mientras que otros dos recibieron restos de metralla. Además otro tuvo una herida en la cabeza.

Cabe destacar que la empresa informó que ninguno de los empleados corre peligro mortal.

Autoridades detuvieron a Woody y de acuerdo con registros del condado de Oklahoma, la mujer enfrenta cargos por agresión con arma mortal.

Con información de 24 Horas.

Por Adair MP