En un acto de irresponsabilidad total por parte de las autoridades de la Secretaría del Bienestar, cientos de personas de la tercera edad tuvieron que quedarse a dormir afuera de las instalaciones de Banamex, ubicadas en en la calle de Hidalgo y Armenta y López.

Debido a la contingencia, el banco opera con personal mínimo, lo que ha causado que se opere de forma lenta, lo que obligó a la gente a llegar desde el día anterior para poder cobrar su pensión de adulto mayor.

Hasta el momento las autoridades federales no han manifestado alguna posición al respecto; mientras tanto varias personas ofrecieron comida, café y cubrebocas a las personas que esperaban en las filas hacia el banco.