Las disposiciones, de carácter obligatorio, fueron aprobadas ayer por el cabildo e incluyen a la Central de Abasto. Además de que existe la posibilidad de que, conforme se desarrolle la contingencia sanitaria, el periodo de aplicación de las medidas se extienda.

En la sesión de cabildo, efectuada de manera virtual alrededor de las 15 horas, se acordó que los locales comerciales con giros no esenciales deberán suspender actividades. Asimismo, se prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas en los términos establecidos. Los centros o locales que expendan alimentos preparados tendrán prohibido el consumo de los mismos en los establecimientos. Los centros o locales comerciales con giros esenciales deberán aplicar las medidas de prevención sanitaria emitidas por las autoridades correspondientes.

Estas disposiciones se aplicarán desde la aprobación de las mismas y hasta el último día de este mes, aunque podrán extenderse ante la contingencia sanitaria. Asimismo, quienes desacaten las medidas se les iniciará el proceso administrativo correspondiente.

La sesión de cabildo fue realizada con ausencia del presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, aunque con la participación del síndico y los concejales del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez.

Mirna López Torres, regidora de derechos humanos y de igualdad de género, señaló que la intención de las medidas no pretende restringir las actividades de la sociedad, sino que se busca evitar el contagio. Asimismo, que al ser indispensable las actividades en los mercados, se requiere garantizar los insumos necesarios para estos sitios, como el gel antibacterial o cubre bocas, pues aunque han visto filtros sanitarios, pueden haber deficiencias.

La concejal pidió se apoye con la Policía Vial para evitar aglomeraciones en el transporte público. También pidió sanitizaciones constantes en los mercados.

Con información de Oaxaca Político.