Oaxaca vivió un Jueves Santo “rojo” al ocurrir al menos 11 muertos y un lesionado en diversas regiones de la entidad, sin que se detuviera a los responsables. Estos hechos sangrientos mostraron que la delincuencia no da tregua a la paz, pese a que el mundo entero vive temor por la pandemia del coronavirus.

Alrededor de las 21 horas del jueves, una intensa balacera provocó pánico entre los pobladores.

Y es que a un costado de la carretera Internacional esquina con Wilfrido C. Cruz, frente a la cenaduría “La Güera” fue baleada una camioneta Toyota, tipo Tacoma, color gris en cuyo interior fue hallado el cadáver de una mujer y un hombre, así como el de una menor de edad.

La policía encontró a unos metros de la tragedia dos cadáveres más y a un lado se encontraba una cuatrimoto en donde, al parecer, viajaban. Se ignora si los ahora occisos formen parte de una familia.

Minutos antes de las 9 de la noche, en Huajuapan de León fue baleada una pareja que viajaba en una motocicleta. Los asesinos también viajaban en una unidad similar desde donde realizaron los disparos para matar a Omar R., y María M., ambos de 32 años.

El hecho trágico ocurrió en la colonia Tepeyac, que en otros tiempos ha sido escenario de hechos de sangre.

En Miahuatlán de Porfirio Díaz ocurrió otra ejecución en la noche. El dueño del comedor “El Mexicano”, que se sitúa en la calle 2 de Abril fue baleado por un desconocido que se dio a la fuga.
ASESINAN A LOS DEL MULT

Por otro lado, a las 13:15 horas, en el interior del comedor “Lee Bambúco” que se localiza en el municipio de Constancia de Rosario, Putla, fueron asesinados Pablito Guzmán Solano, de 32 años y Esteban Martínez Pérez, de 46 años, quienes eran militantes del Movimiento Unificador del Lucha Triqui (MULT).

La organización, a través de un comunicado, demandó a los gobiernos federal y estatal el esclarecimiento de estos homicidios al precisar que “los jóvenes caídos eran personas de alto honor, incorruptibles, defensores de su hermanos y de su gente, pero más aún defensores de la paz y promotores de cambios verdaderos”.

En Santos Reyes Nopala, alrededor de las 14 horas fue ejecutado Julio M.P., conocido como “El Tunco” o “El Armadillo”. Dos individuos lo balearon en la colonia Santa Cruz y le propinaron el tiro de gracia. De acuerdo con la policía, el hombre tenía antecedentes penales y presuntamente se dedicaba a la venta de droga.

En Ejutla de Crespo, también la noche de este jueves fue atacado a balazos Geovanny N., en la esquina Zaragoza con Justo Benítez, exactamente frente a la zapatería “La Principal”. El hombre fue trasladado a un hospital con impactos de bala en el abdomen y en una pierna. Dos individuos que iban en una motocicleta roja, fueron los autores de este ataque.

Por Adair MP