Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tendrán el beneficio de acceder a un préstamo por parte del gobierno, para capitalizarse y poder enfrentar la crisis económica que ha generado el coronavirus.

Desde Palacio Nacional, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, destacó que la ayuda será destinada a pequeñas empresas familiares para que puedan mantener su negocio.

Por ello, durante su tradicional conferencia “mañanera” anunció cuál será el plan “bajo palabra” de apoyo a los comercios formales e informales (tianguis, vendedores ambulantes. Asimismo, detalló cuáles serán los bancos que participarán y cómo se desarrolló la selección para otorgar los préstamos.

Los puntos más relevantes de este plan son:

  • Se entregarán 25,000 pesos a un millón de pequeños negocios familiares.
  • La selección para recibir el beneficio se realizará a través del padrón con el que cuenta el gobierno mexicano, de cinco millones de solicitantes.
  • Dicho padrón se levantó casa por casa al hablar con la gente y al ofrecer los apoyos para el Bienestar a nivel nacional.
  • Los pequeños empresarios que sean autorizados recibirán una llamada telefónica.
  • El millón de beneficiarios estará referenciado a una sucursal bancaria cercana a su negocio o vivienda.
  • Los bancos participantes son: Azteca, Banorte y Santander.
  • Luego de la llamada de autorización, el interesado acudirá por el crédito a la sucursal asignada, donde se le entregarán los 25,000 pesos.
  • La garantía para entregar el dinero se realizará bajo “palabra de honor”, según el mandatario, pues sólo se firmará sin ningún otro requisito.
  • Los pagos serán después de los tres meses, es decir, a partir del cuarto mes comenzará a pagarse.
  • Los abonos serán de 850 pesos y se realizarán mes con mes, para pagar a dos años.
  • Las sucursales bancarias no cobrarán comisión.
  • Y tendrá una tasa de interés anual de 6.5%.

“Hablé con los dueños de tres bancos que son los que van a participar y les van a ayudar con este servicio sin comisiones”, expresó el mandatario mexicano.

Asimismo, López Obrador explicó que el dinero lo tendrán los bancos desde el 30 de abril, y a partir del 4 de mayo comenzarán a entregar los créditos.

Los pequeños empresarios serán seleccionados al analizar las zonas consideradas como las más afectadas, debido a la pandemia del coronavirus, que hasta el momento ha dejado 2,785 infectados en México.

AMLO aseguró que es un promedio de 250 beneficiarios por sucursal y se llevará a cabo de manera ordenada. El propósito es que en una semana se entreguen todos los créditos.

“Vamos a administrar a quién se le va a dar el beneficio, porque nosotros ya sabemos quiénes lo necesitan más”, dijo.

Hasta el 6 de abril han sido despedidos en el país al menos 346,878 trabajadores de 20.4 millones, quienes pertenecen al sector formal e informal por el COVID-19. Es decir, 1.4% de los empleados sin amparos de seguro social porque los patrones no pagaban.