Tras las noticias relacionadas con la implementación de la Ley Seca en algunas entidades federativas y municipios de México por el COVID-19, las ventas de bebidas alcohólicas se duplicaron la semana pasada.

“Las ventas de bebidas alcohólicas tuvieron un crecimiento atípico de 111 por ciento durante la semana 14 del año, el mayor aumento que han tenido durante 2020”, informó la consultora Pabis Retail en un comunicado.

La semana 14 del año comprendió del 30 de marzo al domingo 5 de abril, tiempo en que el Gobierno federal decretó emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, la cual limita a que solo se mantendrán en activo actividades esenciales.

Debido a lo anterior, las cerveceras Grupo Modelo y Heineken anunciaron que detendrían sus operaciones al mínimo y el domingo 5 de abril sería el último día de distribución de producto hasta que se levante la emergencia sanitaria.

La consultora Pabis Retail detalla que a raíz del aislamiento en casa la venta de los fines de semana se ha reducido pues los consumidores están comprando más de lunes a viernes, pues antes de COVID-19 cerca del 40 por ciento de las ventas se realizaban entre semana y actualmente este porcentaje ha crecido a 52 por ciento.

“Existen dos factores por los que el consumidor está comprando más entre semana: tiene más tiempo disponible pues pasa más tiempo en casa y la compra a través de comercio electrónico, canal cuyas ventas han crecido más del 200 por ciento durante el periodo de contingencia”, expresa en el documento Leslie Alonso, gerente de Operaciones en Pabis Retail.

Con información de El Financiero.