En el Hospital Civil de la ciudad de Oaxaca se ha restringido el acceso de los usuarios y se ha suspendido de forma temporal el área de consulta externa y cirugías programadas no prioritarias, para dar prioridad a la atención de posibles pacientes contagiados por Covid-19.

El director del nosocomio, Ernesto Garzón, aceptó que ante la contingencia por la pandemia no hay cupo para hospitalizar a más personas. “Estamos saturados y se está despresurizando el hospital para mantener los protocolos de sana distancia y evitar la propagación del virus del Covid-19”, dijo.

Al respecto señaló que el Hospital Civil tiene una capacidad de 180 camas, las cuales están ocupadas por pacientes del área de ginecología y pediatría.

Indicó que las medidas de prevención dieron inicio en las salas de espera, por ello a partir del 23 de marzo se posponen las consultas externas para pacientes de la regiones y de la ciudad, en ánimo de reprogramarlas hasta el 29 de abril, en caso de que no sean urgentes.

Lo mismo ocurrirá con las cirugías programadas en pacientes que presenten fracturas o requieran de intervenciones plásticas o hernias, “solo se atenderán las urgencias extremas y los partos”.

Refirió que la mayor parte de los casos de urgencia que atiende el hospital son los partos, las intervenciones quirúrgicas por accidentes o en diagnóstico grave por hechos violentos o accidentes.

En cuanto a la capacidad instalada, aceptó que el hospital más grande en la ciudad solo tiene un 40 por ciento de medicamentos y 40 por ciento de insumos.

Cabe mencionar que por su ubicación, la demanda del hospital es para atender a un universo de más de medio millón de habitantes, 150 mil tan solo en la capital.

Información de Oscar Rodríguez.

Por Adair MP