La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), emitió el miércoles 18 de marzo medidas cautelares a favor de María Elena y su madre, como víctima directa, tras la agresión con ácido registrada el mes de septiembre de 2019 en Huajuapan, de la cual fue víctima la joven saxofonista.

La medida cautelar y atracción del caso por parte de ese organismo nacional, tienen como objetivo proteger los derechos y acceso a la justicia, salud, así como seguridad jurídica a favor de la saxofonista.

La CNDH señala que en dichas medidas cautelares solicitan al Instituto Nacional de Rehabilitación, a través de la Secretaría de Salud, así como a los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) se le brinde la atención médica adecuada a María Elena.

A esto se suma la recomendación a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), para generar acciones a favor de la saxofonista y sus familiares para salvaguardar la integridad física, así como se dé con los resultados de la investigación para castigar a los responsables del hecho de manera intelectual y material, tras los señalamientos de los familiares de la víctima de la presunta omisión por parte de esa dependencia.

Las medidas cautelares también son a favor de la madre de la saxofonista, quién no ha tenido la atención médica y de seguridad al ser víctima directa de la agresión que sufrió María Elena.

A dicha acción, el organismo autónomo de igual forma atrajo el expediente radicado en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), a fin de realizar las acciones y evitar se cometan violaciones a los derechos humanos de la saxofonista.

Agencia NEC