Mientras realizaba su rutina de twerking, una bailarina de pole dance cayó fuertemente del tubo donde se sujetaba y sufrió una fractura de mandíbula.

Genea Sky se encontraba bailando en un club para caballeros de Texas, cuando resbaló desde cuatro metros y medio de altura.

A pesar del fuerte golpe, la joven se levantó y continuó con su rutina hasta el final.

Luego del incidente, la bailarina informó a través de Twitter, que se había torcido el tobillo, además de que sufrió una fractura en la mandíbula y los dientes, por lo que necesitó puntos de sutura y tuvo que someterse a una cirugía.

Los gastos del accidente fueron demasiado caros por lo que una amiga de Genea creó una página en GoFundMe para ayudarla a cubrir sus gastos médicos.