El inicio de las obras de ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Oaxaca generó molestia entre los materialistas de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), quienes se quejaron porque el contrato de acarreo le fue concedido a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem).

Los cetemistas alegaron que sin previo concurso de asignación, Catem obtuvo de forma “arbitraria” los permisos de acarreo de materiales en la obra, por lo que mediante una protesta en el exterior de la pista aérea pidieron se respete el contrato colectivo de trabajo, donde se acuerda una división del trabajo. Sin embargo, afirman que las autoridades se han negado a intervenir ante esta supuesta violación a lo pactado.

Advirtieron que en caso de no ser atendida la petición podría retener los camiones de Catem y no permitirán que realicen los trabajos de acarreo en las instalaciones del aeropuerto ubicadas en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán.

El representante de la CTM, José Sánchez Pérez, afirmó que cada materialista espera obtener hasta 5 mil pesos por cada viaje de acarreo.

Abundó que el contrato colectivo de trabajo fue firmado ante autoridades federales, donde se acordó una división del trabajo, sin embargo, las autoridades se han negado a intervenir.

Mientras tanto, funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (Segego) convocaron a los dos grupos a un mesa de diálogo para prevenir una confrontación.

Con información de Óscar Rodríguez

Por Adair MP