Tras asegurar que con la nueva ley nacional de aguas, se debe transparentar la situación de los recursos hídricos del país en la parte de la extracción industrial y minera, el Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, reveló que en el Valle Central, se descubrió el robo de agua potable en los ductos que abastecen del liquido a los usuarios.

Al calificar ese delito como “huachicol del agua”, dijo que ello provoca la falta de recursos para rehabilitar los ductos.

Murat Hinojosa inauguró el Foro Estatal hacia la Nueva Ley General de Aguas que se realizó en la entidad, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa destacó que Oaxaca se suma a los esfuerzos que impulsa el Congreso de la Unión para crear una legislación que garantice el derecho al acceso a este bien natural de todas y todos los mexicanos.

Ante el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Unión (Jucopo), Mario Delgado Carrillo, precisó que la nueva Ley General de Aguas deberá incluir una visión de sustentabilidad del medio ambiente, integral, humanista, participativa e incluyente, que considere al agua un bien natural, común y escaso.

Además de que se debe reconocer a los pueblos indígenas como sujetos de derecho en el manejo, preservación y control del agua, así como a los diversos sectores de la sociedad oaxaqueña, para que con una visión sustentable, integral, humanista, participativa e incluyente, esta ley favorezca a todas y todos.

Coincidió en que no se debe privatizar el agua, pues, sostuvo, es un derecho al que deben acceder todas y todos. También resaltó la importancia de contar con mecanismos de transparencia y rendición de cuentas en el uso de los recursos hídricos en los diversos sectores como son el doméstico, agrícola, industrial y minero, entre otros.

Reveló que existe en “huachicol” en el tema del agua, para el caso de Oaxaca, en el Valle Central, en la capital se descubre que desde el valle de Etla, no llega con la presión idónea porque en el camino se perforan los ductos, al final no llega con la presión y nadie paga para mantener en optimas condiciones el sistema hídrico, porque no padecen de equipamiento, si no las fugaz generan perdidas y carecía de recursos para rehabilitar los ductos.

Con información de Jaime GUERRERO | Cuarta Plana