La noche de ayer, la empresa ADO canceló una corrida que iría a Oaxaca de Pinotepa Nacional, sin que la empresa diera explicaciones.

Sin embargo, trascendió que esto se debió a que los choferes se encontraban en estado de ebriedad.

La policía municipal, mientras tanto, detuvo a uno de los choferes mientras el otro se dio a la fuga.

La empresa solamente reembolsó el costo del viaje. Por esto, los más de 40 pasajeros pidieron a la empresa más responsabilidad y una solución a esta problemática.