La mujer que fue atacada por un jaguar cuando se encontraba cerca de la jaula del felino, podría perder el brazo derecho, debido a las lesiones severas que le dejó el animal.

Se conoció que la chica de 30 años de nombre Noemí Rosas Fragoza, vecina de la colonia Santa María Cuapan del municipio de Tehuacán, Puebla, visitó con su familia el zoológico Bio Zoo ubicado en la prolongación de la calle 4 en la colonia Los Robles en el municipio de Córdoba.

Pero la mujer no respetó el reglamento del inmueble, brincó la cerca de seguridad y metió la mano a la jaula para intentar tocar al jaguar; éste, en su instinto, dio un zarpazo y la mordió, por lo que la hirió de gravedad.

Tras ayudarla a quitarle el brazo de las fauces del felino, la mujer fue atendida por paramédicos de Cruz Roja, quienes la estabilizaron y la canalizaron a un hospital.

En el nosocomio, la valoración médica es que existe la posibilidad de amputarle la extremidad debido a la mordida del felino, pues no sólo las garras lesionaron el tendón sino que los colmillos se enterraron en el brazo y antebrazo.

El apoderado legal del zoológico, Gonzalo Rodríguez Díaz, señaló que la chica no respetó el reglamento interno del inmueble y violentó el área permitida por querer tomarse una “selfie” y fue en ese momento que el jaguar le dio el zarpazo.

Hasta donde se sabe, la empresa Bio Zoo se hará cargo de los gastos hospitalarios, pero no en su totalidad debido a que el animal en cautiverio no se salió de la jaula, sino que la visitante sobrepasó el límite permitido.