El presidente derrocado de Bolivia, Evo Morales, repudió este martes la “violencia contra países hermanos” y “el desprecio por el derecho internacional” que el gobierno de facto de Jeanine Áñez ejerció al expulsar a la embajadora de México y a diplomáticos españoles.

En un mensaje de Twitter, Morales también condenó que Áñez haya roto relaciones con Venezuela y cuestionado a Argentina.