Este 22 de diciembre, por primera ocasión se le dedicó un día especialmente a la exposición y concurso de la categoría flor inmortal y totomoxtle como parte de las actividades previas a la Noche de Rábanos que se realizará hoy; sin embargo, esta decisión tuvo opiniones divididas.

Carlomagno Pedro Martínez, director del Museo Estatal de Arte Popular y quien fungió como jurado, declaró que desconocía las razones para esta decisión, pero “le doy la razón a los creadores que están exhibiendo de que se sienten desplazados del día 23, pues trastoca una costumbre y en Oaxaca las costumbres son leyes”.

“Los trabajos son excelentes y están justificadas las protestas que hacen”, recalcó.

Hilda Cervantes, expositora de la obra Chinas Oaxaqueñas, de la categoría totomoxtle, le avisaron recientemente que iban a participar 22, por lo que ya no produjo más artesanías para ofrecer durante su participación.

En cambio, a la señora Elisa Zárate le pareció buena idea dedicarle un día a la exhibición de esta categoría.

Arte genuino de Oaxaca

El integrante del jurado destacó que las obras de totomoxtle y flor inmortal son “el arte genuino de Oaxaca”; incluso admitió que “es difícil ser jurado y calificar las piezas porque todo tiene una valor importante en esta expresión popular; todos los trabajos son excelentes”.

La artesana Hilda comparó el trabajar con totomoxtle como “tratar a una persona, si la tratas fuerte, se rompe. Se debe trabajar con delicadeza, tiempo y mucha paciencia”.

Detalló que para su creación invirtió 3 meses y es un trabajo que ha hecho desde hace 10 años que lleva concursando en la Noche de Rábanos”.

Finalizó que el totomoxtle tiene muchos usos, pues se pueden hacer coronas para novias, recuerdos de fiestas, vasos, platos, incluso joyería. Agregó que seguirá participando cada año “porque nos gusta que la gente nos conozca y también a nuestro trabajo”.